9.12.08

Sí trabaja!

Nunca fui una persona rebelde. Es más, todo lo contrario. Era el ejemplo de modosidad, quietud, paz, tranquilidad, ñoñez, seriedad, responsabilidad y todas esas características que la sociedad le pondría el sello de abejita de "si trabaja" (esos sellitos ruleaban).

Hace unos días, a mi correo de hotmail -destinado a spam- llego un correo de mi papá titulado "La ganancia de tener hijos" o alguna cursilería así en pawerpoint. Aunque mis padres me quieren mucho y les agrada la persona en que me he convertido, creo que siguen añorando el que tenga una familia e hijos más allá de mis perros.

Yo me considero una buena persona y ciudadana. Me mantengo solita, cuido la ecología, soy responsable en el trabajo, leo más de dos libros por año, me preocupo por mis amigos y la gente que quiero, no manejo muy borracha, etc.

Sin embargo, al conocerme un poquito más, me tachan de rebelde. De inmadura y de no querer comprometerme. De odiar a los hombres (ja!) y de irresponsable ¿Qué les afecta? ¿Tanto necesitan que le ponga palomita a su estilo de vida imitándolos?.

La vida de adultos que todos terminamos teniendo son consecuencia de nuestras decisiones. Y atrás de cada decisión hay un porqué y un costo. Y eso va más allá de una rebeldía. Eso ya viene de fábrica y se llama personalidad y fuerza. Pero nada es gratis.

El chavito que deja que su morra lo mangonee gana algo y pierde otra cosa. El que decide trabajar 55 horas por semana también gana y pierde. El que se casa y sabe que no puede controlar su pito con otras viejas también lo sabe. La que deja su trabajo por sus hijos o trabaja de más por ellos, lo mismo.

Creo que más allá de ser considerados rebeldes o hombres ejemplares, lo que debemos hacer es apechugarle con las consecuencias y costos de cada decisión. Dejar de ser chilletas y emos.

Mi primer pensamiento cuando me chingué las rodillas fue "¿Y como voy a subir la muralla china?". No, no tengo planeado un viaje a china. Y es lo que me dolió. Me sentí una de esas personas que no decide y sólo se arrastra con la corriente. Aunque mi corriente no sea la de los demás, es una chingadera.

Lo que quiero decir es: no soy rebelde, solo decido. Y ya sé que eso me va a costar.

11 atinados comentarios:

Nefesh Bleu dijo...

Tienes mucha razón en eso de que nuestra vida es resultado de las decisiones que tomamos. De alguna manera, el hacerse responsable no sólo de nuestras decisiones, sino de las consecuencias de todos nuestros actos es lo que nos convierte en personas coherentes y congruentes. Eso ya nos convierte en sujetos dignos de la consideración de cierto respeto.

Como hijos, siempre estaremos a años luz de las expectativas de nuestros padres, que desean ver cristalizadas sus aspiraciones truncadas en nosotros. No lo afirmo con afán de generalizar, pero en la mayoría de los casos me ha tocado ver que así es.

En mi caso particular, como padre, espero tener la voluntad suficiente a lo largo de mi vida para poder darle a mi hijo el background suficiente para que haga decisiones propias y sepa afrontar las consecuencias. Pero ese es mi papel aspiracional como padre. Y es harina de otro costal.

Saludos y enhorabuena Rox.

Anónimo dijo...

Es la primera vez que cuando hablas de un tema que puede causar polemica vez el angulo de todos.
Deja y me explico, he leido que no te gusta las reuniones donde todas hablan de sus hijos y los pañales y hablas fuerte de ello pero no analizas porque ellas son asi.
Ahora me gusto como lo manejaste, esa es la vida segun yo, todos los dias tenemos que decidir y cargar con nuestras decisiones
Saludos

Anónimo dijo...

Damn, mismo sentimiento. Malditos hippies, debieron haber triunfado hace cuarenta años.


D.

Mamasan McFearless dijo...

Amen.

Gran verdad eso de la "rebeldía", no es rebeldia eso no existe es "decision" por esto o aquello

Caso Patologico dijo...

auch! me sentí aludido ...

saludos
Mario

Serguei dijo...

Totalmente de acuerdo. Siempre que coges algo, renuncias a otra cosa. A veces lidiar con ciertas ideas de la familia es complicado. Si hiciéramos lo que ellos esperaran de nosotros la vida sería taaaan aburrida (al menos es mi caso)

In fact, me estoy acostumbrado a navegar contracorriente. El día que mis papás me apoyaran totalmente en alguna idea o proyecto, me lo pensaría dos veces jajaja.

Anónimo dijo...

Yo solo digo....

Este es el texto que debiste poner en recolectivo la semana pasada. Lástima que la inspiración llegó hasta ahorita... Pero esta muy chido.

Crisssss

Rox dijo...

Nefesh: la congruencia, exactamente.

Anonimo: al respecto, haré otro post :D

D: Hippies? si yo soy fresona. no capté.

mammasan: a mi me da mucha risa la gente "rebelde" es casi como "perredista" jojojo

mario: ejem

Serguei: mñee, alguna vez tendrán un punto común, ya lo verás. (y ese día llorarás)

Criss: de hecho, este post NO LO QUISE poner allá. Pero ya estaba en el tintero.

Explicaciones y demás pedos despuesito, ya me caigo de sueño. Im Old

Mario dijo...

Asi es la vida, siempre nos vamos a quedar con ganas de hacer algo. Yo en realidad nunca me he sentido (y claro que no lo soy) rebelde ante nada, creo que mis papas nunca me presionaron mucho, asi que no creci con ganas de ir a al cerro a gritar, supongo que ellos tienen (o tenian) algunas expectativas en mi pero nunca me han reprochado gran cosa, o tal vez si pero ni cuenta me di...

Yo si digo que voy a donde la corriente me lleva; a pesar de ser muy organizado no llevo un plan de "cosas que hacer antes de los 40" ni nada por el estilo ". No se si estoy contento con en donde estoy (ni que me importe tanto) pero se que estoy contento con donde no estoy. "Life is what happen to you while you-re busy making other plans".

Y si, todo tiene un precio, a lo mejor lo de tus rodillas es una variedad extrana del "sindrome de clase turista". No cualquiera =)

sarcaZmo... dijo...

Brillante!!!

Me declaro culpable de tener favoritos ya que temo encasillarme con los mismos blogs y perder la oportunidad de leer a gente nueva, así que de cuando en cuando los olvido un poco, pero es sumamente grato regresar, leer textos como este y recordar por que eres una de mis favoritas.

Me siento identificada con lo que te pasa, me gusto tu forma de plantear el asunto, las elecciones y el costo de ellas, sin decir que es lo correcto y que no.

Te mando un saludo… te sigo leyendo.

Anónimo dijo...

Excelente Post!

Definitivamente lo que nos lleva a ser o no ser es la vida misma, Mi querida Rox usted lo dijo, yo no era.....

Lo que yo creo que nos pasa es que queremos vivir cosas que no hemos sentido, aquel que nunca a tenido una peda, desea ponerse una bien cabrona, aquel que ya casado no ha cogido nada mas que con su esposa añora andar de cabrón pito loco, sin embargo como bien lo dices la cosa es ser responsable de las decisiones que tomamos.

Desde mi punto de vista mejor viaja, come lo que quieras y coge mucho :P, para que cuando te cases ya sepas lo que estas dejando jejeje.

Hasta la belleza, cansa como dice la canción.... y estoy seguro que aquellos que viven de party todo el tiempo llegan a un momento en que dicen a la chingada con todo y se van al Tibet de monjes jajaja