26.11.08

Odio que hayas tenido razón

Odio que hayas tenido razón murmuraba ella, ahí de pie frente a la improvisada fosa, que nunca había pensado cavar. Llovía, sin viento ni rayos. Llovía con gotas grandes y rectas que empapaban su largo cabello y hundían sus pies en la tierra revuelta. Sus brazos no se movían, ni siquiera para limpiar el agua que se llevaba su llanto. No había sollozos, tampoco expresión de dolor, pero no podía evitar a las lagrimas salir.

Había comenzado a cavar sin notarlo, sin pensar en ello, casi como una autómata. Cuando la tierra aun era cálida, cuando aun era su casa. Cavó con una actitud muy diferente de como enterraba, recordando esa noche estrellada en que ella le dijo sin palabras "te amo", refugiados en una tienda de campaña y a un metro de distancia...

Hubo ocasiones que ella detuvo su entierro y una sonrisa torcía su boca. Sonreía por aquellas carcajadas hilarantes que solo él podía sacarle. Hacía mucho que no reía así. Extrañaba reír así.

Odio que hayas tenido razón. Volvía a repetir y seguía enterrando.

El agua traspasaba su ropa y su cuerpo le dolía. Dolía como aquella vez en que ella se desangraba. A su mente venía una escena gris de ella en su cama y sangre roja brotando de sus heridas. Dolía, la lluvia dolía. Recordaba verlo a él y no encontrar en su rostro el dolor, ni en su cuerpo heridas. No entendía como él no sangraba, tal vez su derrame era interno, tal vez nunca lo sabrá.




Termina de enterrar.

Todo es jodidamente tranquilo.

Ojala recordara como rezar.

Ella detecta un ligero aroma, no es un perfume, es un aroma de hombre. Es su aroma. Por un instante creyó que era su memoria olfativa juzgándole sucio otra vez. Pero sintió su cuerpo frio a un lado. No fue necesario voltear, sabia que era él y solo se limito a decir: Odio que hayas tenido razón.

Él no contestó, solo tiro el cigarro sobre la tierra revuelta y se fue.



Mil gracias al superfamoso Vedder por la monita!
no sean incultos y visiten su peich.

7 atinados comentarios:

ZERO dijo...

no, que no termine, quiero más...

si lo publicas en libro yo lo compro y te armo el club de fansssesses..

Sivoli dijo...

Es demasiado triste para mí. Me suena a lo que nunca fue, aunque ambos pensaron que era.

Podría haber sido?

Triste, en verdad.

La mona del Vedder está muy chida. Se ve que le saca jugo a la Wacom.

Rox dijo...

Zero: para que esperar al libro? jajaja

Sivoli: ese dia me estaba llevando la chingada. Pero ps, todo pasaaa.

Saludos

Anónimo dijo...

Cuando alguien se aleja de nuestras vidas tratamos de enterrarlo como un muerto... sin embargo al igual que estos, nos dejan algo, la tristeza pasa, aunque algunas veces desearíamos tener ese sentimiento sabiendo que valió la pena; lo bueno, lo malo.

Peor terminar una relación sin quedar ningún sentimiento, porque quién estaría mas vacío, el muerto o tu.

Rox dijo...

Yo creo que siempre vale la pena, la tristeza pasa y quedan escritos chidos :P

Quien no se atreve no gana, no? :D

Nefesh Bleu dijo...

Esto es muy curioso.

Han sucedido dos cosas:

1) Al terminar de leer tu cuento, recordé otro que escribí hace como 15 años... hará cosa de un año que lo posteé en uno de mis blogs, así que si tu tiempo y disposición te lo permiten, me sirvo en dejarte la dirección del mismo:

http://diduvr.blogspot.com/2007/12/rossana.html

2) La segunda es el título de ese cuento que te menciono "Rossana". Más que nada por la homofonía de tu nombre con el título. De hecho, he de confesar que por aquellos entonces de cuando lo escribí, estaba escuchando algunos casettes y Black de Pearl Jam y Rossana de Toto estaban en la cinta. De la primera rola tomé la atmósfera y de la segunda el título del relato.

Me agradan mucho tus relatos y este blog en particular es muy bueno. Felicidades y enhorabuena.

Como comentario final, y ofrezco una disculpa por el atrevimiento, te sugeriría que cuidaras en tus relatos (que no en los posts) la ortografía. Más que nada porque en ocasiones se tiene que releer la frase para poder discernir la intención de las palabras. Perdona la obsesión en el purismo de la estética literaria y lingüística.

Saludos.

Rox dijo...

no te apures, cuando sea rica y famosa te nombrare mi editor jojo