27.11.08

Buscandote en Lisboa

Vuelvo a Lisboa, para ver si te encuentro. Ya se que no sabes que voy, y que no se si estes, pero igual tomo el autobus. Viajo de noche, pera aprovechar el dia. Se suben algunos negrotes que me asustan. Su transpiración es muy fuerte, no como la tuya... trato de recordarla, pero no puedo. Mi memoria olfativa viene cuando se le da la gana.

Voy sola en el asiento, que suerte. Veo las estrellas para dormir. Será marte? sera el cinturon de orion? es orion el del cinturon? No se. No me has enseñado las estrellas las suficientes veces. Duermo con frio, pero al fin llego. Mi presupuesto no alcanza para la pension de "siempre", llego a otra. 15 euros la noche, cama matrimonial... para que matrimonial?

Descanso un poco y salgo a desayunar a la plaza de comercio. Se ve el mar... "Es rio" casi te oigo decir. Tomo el tren rumbo a Cascais. Me siento en la arena (clara, fina) y casi espero a que salgas del mar empapado, sonriente, a molestarme por mi traje de baño de 1000 $ 1000. No es verano y tampoco traigo traje, me recuerdo.

Entro al museo de arqueologia y veo la parte romana. Esculturas y articulos con sus dioses y mitologia. Jupiter, Minerva, Venus... leo la explicacion en portugues, pero me da hueva. No estas tu para "instruirme". Voy a Sintra, como es un pueblo turistico, tal vez estes ahi. Sus calles adoquinadas, casas viejas con fachadas de colores y azulejos, mucha gente. Ninguno eres tu. Me compro un pan tipico y unas quejicas. Pura azucar. Ya se, se van directito al culo... pero son deliciosas!

Regreso a Lisboa. Procuro perderme entre su gente, entre sus perros callejeros. Camino entre sus calles y subo mucho, hasta llegar al Castelo San Jorge. Busco el periscopio de 360º. Seguro que su sistema optico te fascina y estarás ahi. Cerrado, que mala suerte.

Compro recuerditos y regreso a Madrid sin encontrarte... o si?.

4 atinados comentarios:

Anónimo dijo...

Claro, lo encontraste, pero el a ti no

No hay nada mejor que encontrarnos, pero no solos, muchas veces queremos espacio, pero cuando lo tenemos no sabes que hacer con el, o si sabemos queremos compartirlo y que este no sea un espacio solitario.

Somos el animal mas complejo, cuando las cosas son sencillas las complicamos y cuando son complicadas las queremos volver sencillas....

Rox dijo...

Que bonito comentario mr. anonimo, le capto usted re-bien

lo conozco?

Anónimo dijo...

Sí, te conozco, pero solo esa parte que me dejas ver a través de tu blog, ya que en las cosas ajenas podemos ver las nuestras. Sin embargo no dudo que te porte egoístas mostrándonos solo tu mejor parte, la parte fea siempre se la dejamos a la pareja ¿no es así?

Rox dijo...

ah, yo creí que me conocías no solo de leerme...