15.2.08

Montevideo

Una de las razones principales por las que viajo sola es para protegerme de posibles demandas por exposición ilógica de la vida. Sin llegar al grado de mi viaje Stuttgart-Munich, tuve la grandiosa idea de viajar a Montevideo por la noche. Que importaba salir de BsAs a la 1am, brincar el río, pasar inmigración uruguaya a las 4am y agarrar un gélido autobús a Montevideo, para tener que esperar en el pinche hostal 3 horas para el check in. 10 horas gastadas en algo que pude haber hecho en 3. Soy brillante, lo sé.

Así que con camita asignada, sólo quise dormir. El hambre me despertó y me fui a recorrer la ciudad. Aunque luego se sientan insultados los montevideanos, voy a decir mi real parecer. Su ciudad esta bien pinche "x" tirándole a fea.

Su 17 de Julio esta muuuuy lejos de ser la Av. de Mayo y mucho menos la 9 de Julio de Buenos Aires. Ya se, no debería comparar, pero es inevitable. Justo comenzaban conciertos y eventos públicos, las milongas, los boliches... Ya el post de mi corazón es porteño y maradona es dios va despuecito.

Hay 2 zonas en el Montevideo turístico: el Barrio Antiguo y el Centro. El centro se parece mucho al DF, sobre todo por sus puestos ambulantes y el descuido de hacer en edificios bonitos comercios con anuncios culeros. La 19 de Julio es demasiado angosta (solo dos carriles de cada lado) para ser una de las arterias principales de la ciudad. Esta descuidado, sucio, hay pordioseros y perros callejeros. De pronto ves un edificio que tendría alguna influencia europea, pero justo el de alado está regacho o tiene un anuncio demasiado contrastante.

El piso no es uniforme. Mientras caminaba se me puse a reflexionar la importancia del piso en las ciudades. En serio. Como que nunca nos damos cuenta porque pos nos la pasamos pisándolo, pero de verdad que es de las cosas que les da (o quita) cierto feeling a la ciudad. El centro de Qro no sería igual si no tuviera ese empedradito lustroso y Gdl se ve de la chingada con las rayas amarillas pintadas. Cuando azoté de un resbalón deje de pensar en el piso y ponerme a ver donde pisaba

El barrio antiguo esta mejor cuidado, pero solo la calle turística. Caminé por otros lugares y de plano estaba feyito. El sábado había tianguisito de artesanías y, cuando intenté ir al puerto, me toco un aguacerote. Una chingadera, aunque desde el día anterior me había comprado mi paraguas. .

Los uruguayos tienen una pinta mucho mas mezclada que los porteños, incluso hay muchos mulatos tirándole a negritos. No son guapos como los argentinos y su acento es diferente, como más cantadito. Les vi más huevones. El sábado por la mañana estaba todo cerrado en el centro y, a pesar de estar a 3 cuadras de la 17 de julio, no pasaban taxis. Tuve que subir a la mentada avenida porque los pinches taxis no se dignaban a bajar. Cuando no llovía, la gente se sentaba en los parques con su termo y su mate... nomás a platicar. Además son muy amables. Cuando les decía "gracias" me contestaban "no, que va!" en un tono de ¿porque lo agradeces? Me cayeron bien

El viernes por la tarde, me fui al carnaval. No sabía, pero resultó ser uno de los más chingones de Sudamérica. Claro que el de Río de Janeiro lo opaca, pero si la arman cabrón. Vienen de todo Uruguay y se preparan con mucho tiempo de anticipación. Salen en diferentes contingentes, pero todos están organizados mas o menos igual: Primero unos weyes con banderas, después unas chicas (trasvestis es opcional) enseñanalgas, luego unas doñas y luego un viejito con barba. Al final los tambores.

Yo estaba al inicio de desfile, donde llegaban para prepararse. Así que me tocó ver como calentaban los tambores para que sonaran bien y se terminaban de arreglar y los nervios pre-escénicos. Ir al carnaval salvo a Montevideo sin duda. Ver a la gente en las fiestas es de las mejores cosas de viajar. Había una vieja fea como un lunar con pelos y granos: chimuela, gorda, etc. Pero estaba retefeliz de participar. Los trasvestis, muy desinhibidos, posaban cual diva para las fotos.
La comida es algo loco. Un día cené un frankfurten con fritas (y cerveza, claro), que no es más que un pinche pancho hotdog cubierto TOTALMENTE de jamón y queso. No sabe mal, algún día podría asustar a mis invitados con ese manjar. Sin embargo, lo mas impactante fue el mentado "Chivito". En capas, es: lechuga, carne, jamón, queso, huevo frito y aceitunas. Todo eso apachurrado en un pan es opcional. La neta no me gustó.

Esos días en Uruguay me toco un clima raro. Me dicen que es lo mismo en BsAs, aunque ahí me tocó un calor riquísimo (excepto cuando me casi dio el golpe de calor) . Llueve fuerte 20 minutos y se quita. Hasta sale el sol. Y después otra vez llueve cabrón y se quita. Y así todo el pinche día. Dicen que es por la humedad del río de la plata.

Algo bueno de Uruguay es que es barato para nuestros pesos mexicanos. Los regalitos fueron más baratos, me compre unos tenis medianamente chidos a 70$mx y un libro historia de Montevideo. Así que a continuación narro la ya esperada y famosa parte histórica de mis viajes. A quien lo le interese, puede irse al final del post de puntitas a chingar a su madre.

Antes de los españoles había indígenas, charrúas principalmente, pero pues no me entere nada de esta civilización, antes de los charrúas había dinosaurios y otros animales. Tampoco me entere de mucho al respecto. Ya en la época colonial (española, para los neófitos) , Buenos Aires siempre fue el consentido de la monarquía. Buenos Aires era la ciudad importante y Montevideo la usaban como estrategia naval y comercial, por estar ya mas cerquita del mar. Así que siempre hubo pique entre esas 2 ciudades, a pesar que a los uruguayos les tocó lidiar con los portugueses e ingleses. De España recibía papelitos pero no suficiente apoyo financiero y "la siempre fiel Montevideo" se mantuvo con la corona española cuando el virreinato de la plata (o como chingados se llamara el del sur) declaró su independencia.

Uruguay es chiquito y supongo se quedo así encerradito con su independencia porque arriba tenían a Brasil (colonia portuguesa, quienes los jodieron constantemente) y abajo el río de la plata. Y como no querían a los porteños, pues se quedaron así, a pesar de unirse tardíamente en su independencia. Pero les duró poco el gusto de estar en paz, ya que como 12 años estuvieron peleando pa ver quien manejaba Uruguay (apoyados con intereses franceses e ingleses). Esa guerra fue harto curiosa, porque mientras se daban en la madre, detenían el fuego para hacer las fiestas y las horas de comida (al menos en Montevideo) O sea, fueron casi 12 años, pero mucho tiempo nomás se miraban pasar. Los blancos y los colorados (ambos bandos) siguen hasta hoy.

El libro que compre "la malbienquerida" esta muy chingón, ya que recopila lo que los diferentes tipos de viajeros (viajeros - militares, viajeros - naturistas, etc) hablaban de la ciudad y su gente. Era extraño puesto que lo mismo que hace 150 años los viajeros narraban lo percibí yo. Incluso Dumas anduvo por ahí y cita que sentía feo de que se dieran en la madre durante tanto tiempo.

¿Será que los pueblos no cambian? no se si sea bueno o malo..



Foto explaneishon:
1. Artigas, su herue uruguasho con un edificio chilango atras
2. Un edificio que le hace mucho de pedo, pero esta feo
3. El puerto. Las nubes de lluvia jodona arruinaviajes
4. Yo (en pañoleta) con mis amiguis trasvestis
5. Nalgonas uruguayas
6. Chivito. ewww
7 y 8. Calles del barrio antiguo

4 atinados comentarios:

jiral dijo...

En Argentina solíamos decir "la provincia de Uruguay"

Hitlercito dijo...

yo estuve a punto de irme a uruguay de intercambio pero todos me dijeorn que no había nada bueno, estúpidos...

Rox dijo...

jiral: jajajaja que mamones.
Hitlercito: no culpes a otro de tus pendejadas 'mijo, mejor largate y a ver que pasa.

Gaal Dornick dijo...

Oye Rox y ¿como cuanto te gastaste en el viajecito?, pa' ver cuantos domingos tengo que ahorrar