27.2.08

Crónicas Porteñas 4. Recomendaciones, amenazas y divagaciones varias.

Y ya FIN.

Me es imposible hacer un superpost-guía como el que hice alguna vez de Madrid. 8 días no me dan la suficiente experiencia para eso. Al volver, me quede con la horrible sensación de que me faltó mucho por ver y conocer.

Pero bueno, eso es porque no tengo llenadera, así que ahí van las recomendaciones.

  • La mejor guía esta en internet, proporcionada por el gobierno. Esta misma guía la dan en los estands de información (aunque se les acaban). No dejen de ver los eventos, no sólo lo turístico.

  • Entren a las cafeterías. Hay muchas, no solo el Tortoni. Aléjense un poquito del centro, por Corrientes, Belgrano o Abasto.

  • No es necesario dejar propina, ni te cobran de más por comer en la terraza. El menú con vino si es un poco mas caro y no es el más común. Sin embargo de desayuno, el café te incluye un vasito de jugo de naranja, agua (a cualquier hora, cosa rara) y medialunas (cuernitos). Y con la cerveza (tirada) de la tarde te dan cacahuates.

  • Platiquen con la gente. Les seguirán el rollo. Son amables y no les importa que les quiten el tiempo.

  • Coman de todo, menos burguer king, macdonadls y esas madres. Gracias a Buba que no hay Starfucks tampoco. Las pizzas son deliciosas y baratas.

  • Caminen y caminen. O las calles de Buenos Aires son mas largas o yo estoy ya muy vieja porque me pareció mucho más grande que otras ciudades, como Madrid. A la mala aprendí que aunque en el mapita se vea cerca, no lo es tanto en realidad. Pero no importa, no hay mejor manera de conocer una ciudad que caminando.

  • Tomen el transporte público. La línea A del metro es imperdible. Los autobuses (colectivos) te cobran por distancia y le dices al chofer a donde vas. Asegúrense de siempre traer morralla. Es barato, de 3.5 a 4.5 pesos mexicanos y pasan todo el día y noche.

  • Aunque no sean fiesteros, las milongas (donde bailan tango) y los boliches (antros) son imperdibles. Hay muchos y para todos gustos.

  • Ir a todos los tianguis (Ferias) que puedan. Son principalmente los fines de semana y el de San Telmo es imperdible.

  • Volver a San Telmo por la tarde. Dedicar mínimo una tarde a librerías (bueno, si leen)

  • Averigüen bien que onda con los museos, porque luego son rehuevones y no los abren. Paguen todos los recorridos que cobren. No son caros. Lo que más pagué fueron 45 pesos mexicanos. Y más de uno son gratis.

  • La Boca se me hizo sobrevaluado, prefiero San Telmo o Palermo.

  • Si les gusta bailar, vayan con pasos de Tango aprendidos. Ah! y la salsa no es como la cumbia. Solo los mexicanos la bailamos así :/

  • No vayan 3 días. Son mínimo (muy mínimo) 5. Ya se que es muy caro para ir tanto tiempo a una pinche ciudad, pero si realmente quieren conocerla es la única alternativa. Además vale mucho la pena.

  • Les recuerdo que las estaciones están volteadas y para mí, el calor estuvo riquísimo. Eso ya es cuestión de gustos.

  • Quédense en hostal.



Y bueno, ya no se me ocurre más. Lo único que sé, es que si van de turistas mamones que contratan turs ni me presuman. Odio a esa gente que necesitan que los paseen, como si fueran pinches perros. No les pasa nada en Argentina y hablan español, no sean mamones.

Hay una nueva película joliwudense en la que le disparan en el presidente gringo. Se supone que está en España y las tomas recrean la Plaza Mayor. Como la explotan, evidentemente fueron maquetas y bastante mal hechas. Al verlo me di cuenta lo aferrada que está mi memoria esa placita. Cómo en mis 28" de TV podía decir de 5 segundos de imagen: Esa no es.
No, Buenos Aires no es Madrid, no es Querétaro ni es Guadalajara. Y no me refiero a su arquitectura o su gente. Me refiero a lo que estas ciudades son para mí. Lo que dejé, tengo o me dieron. Lo que soy por haber estado ahí. Hablo de la sonrisa que no puedo evitar al oír su acento y de la nostalgia que a veces me da.

No puedo negar que me dieron unas ganas enormes de aprenderme de memoria sus calles, sus plazas y las esculturas de sus edificios, de bailar tango y de conocer a su gente. De que Gazpacho corriera en sus jardines, de aprender a cebar mate.

No lo sé, tal vez en un año o dos.

5 atinados comentarios:

Cervantes dijo...

Hace como medio un año que vengo leyendo tu blog, pero hasta ahore me decidi a comentar simplemente por que me encanto la forma en que describes Argentina.

Hace años que quiero ir, pero no me animaba a ir sola, pero con tus post he decidido que definitivamente voy.

Saludos.
Cuidate.

Anónimo dijo...

"[...] Ah! y la salsa no es como la cumbia. Solo los mexicanos la bailamos así :/"

Lo bueno que soy jarocho y no mexicano.

-Bucles

Anónimo dijo...

btw, buen review de tu trip. =)

-Bucles

Rox dijo...

Cervantes: si esperas compañia corres el riesgo de no conocer nada. Suerte!

Buclesito: osea que muy chingon? jajaja

Gracias por los comments del review.

Anónimo dijo...

aaaaayy quee liindoo, ma fascina el tango y el acento argentino, y ahora la idea de ir mas que nunca, pero pff viviendo en Canada esta medio dificil... sin duda algun dia me echare el viajecito...
felicidades x el blog!
*Pau*