29.2.08

Coger tiene acento esdrújulo

Del libro prohibido (por extremadamente revelador e impactante) ¿Qué chingados es lo que quieren las mujeres?, en el capítulo Movimientos Básicos de Acercamiento con Fines Copulativos, nos encontramos el Hablar. En los estudios de impacto del libro prohibido, el 100% de los hombres se saltaron al capítulo de Movimientos de Emergencia, en el que se recomienda dar en grandes cantidades esa bebida que hace que a la mujer se enferme y se le aflojen las rodillas hacia fuera (mejor conocido como alcohol).

Pero bueno, ya estoy revelando los secretos irrevelables del libro prohibido y me voy a ir al infierno, procederé cual es el arte del Hablar. El evolucionado cerebro humano tiene 3 capas: la reptil, la emocional y la racional.

Para hablarle a la parte racional del cerebro femenino, el individuo en cuestión tendrá que tener conversaciones inteligentes, de asuntos interesantes y novedosos. Deben de apasionarse con el tema y sus experiencias deberán ser excitantes, divertidas y sobre todo, que no cualquiera haya realizado. Algunos especimenes masculinos suelen de abusar de esto y termina siendo un Poser. Afectado por la ley de la relatividad, encontramos que la inteligencia del individuo tiene una relación directamente proporcional a que tan estúpida es ella. Por lo tanto es un albur en un primer acercamiento, que tal si ella lee algo más que tvnotas.

La parte emocional de esa masa gris, es más sencilla que la anterior, debido a que no se requiere ser inteligente, sólo ser ameno. Por eso es que los individuos que hacen reír o disfrutar del momento a las mujeres tienen éxito sin la necesidad de ser ricos, guapos o inteligentes. Cuando dos seres tienen algo en común (como el gusto por las pinturas rupestres hechas por zurdos exclusivamente) el éxito está asegurado. Sin embargo, las emociones -esos químicos malditos- son traicioneros en la mujer, regidos por su periodo menstrual.

En la última parte del cerebro, se encuentra ese adorado reptil que nos hace ser animales en toda la extensión de la palabra. Y para el Hablar, el equivalente es el acento. Puede ser que el individuo que tengas enfrente sea un pelmazo bueno para nada que no pueda conjugar bien los verbos y no sepa que quiere decir "arrabalero", pero si tiene acento tiene nuestra atención.

Un amigo mexicano salió un tiempo con una española que una vez le dijo "Soy Puta, porque mi coño lo disfruta". Y me confesó tan sucio secreto porque quería oírlo en mexicano. Cuando repetí tan finas palabras no se convenció. Tenía que ser en gachupin. Le entendí perfectamente.


Pero... ¿Porque queremos un acento diferente?



Esto se trata en el penúltimo capítulo "El tamaño no importa", cuyo análisis realizaré dentro de ocho días exactos.

3 atinados comentarios:

leo dijo...

buenisimo tu blog!! ya lo puse en mi top! haha, saludos

controlzape dijo...

Muy cierto eso del acento. Yo tengo un acento monotónico como HAL y nomás me pela una que otra (y otro) geek.

zonico dijo...

Zonico chupa la pinta del lapiz par tomar nota:
1.- fingir ser sinaloense
2.- ponerlas pedas