27.12.07

Reflexiones Playeras

Manzanillo, 24 de diciembre
Pasé navidad en Manzanillo. Ah, Manzanillo... nada que hacer, mucho que tragar. Garibay, mp3 player, bloqueador y lo mas importante: hielera repleta de cervezas. No se necesita nada más.

Hace unos días, Gonzalo Oliveros (de rmx) hacía una reflexión sobre lo contentos que nos sentíamos de niños al amanecer el 25 de diciembre, con regalos bajo el árbol, obsequiados por un ser misterioso. Yo tengo una imagen muy clara de eso, ya que me he visto. Mi papa tenía una cámara de video (si, ya existían) y estaba en la planta baja y mi hermana y yo nos asomábamos por las escaleras y la carita al ver los regalos es priceless.

Es lo bueno de ser niños, casi cualquier cosa te impresiona y emociona. Descubres cosas cada día y no te preocupan las cosas banales como el trabajo o el dinero.

Quizá la carita de emoción no es tan evidente como en esas escaleras, pero algo de eso tiene Manzanillo para mí. Últimamente he apreciado más la tranquilidad, estabilidad y la satisfacción de lo poco o mucho que pueda hacer (o no) que los subidones y bajadas que ciertas emociones te dan. No pensar mucho, solo sentarse frente al mar a oír a los vecinos de sombrillas.

Niños que pasan de la felicidad al llanto por que sus papás no les compraron un raspado o los revolcó la ola, señores borrachos y panzones, viejas chismeando de los familiares que no están. El agua fría pero rica, sin viento y algo nublado. Vendedores que pasan con cara de agobio, gringas que voltean las miradas. Mi familia junta, descansando.

Gazpacho
Esta vez no dormí en la playa, tenía la mirada atenta en Gazpacho. El cabrón cuando anda suelto se desdobla. Corre y escarba. Ladra mientras corre tras los caballos, corre tras otros perros, corre tras un gringo. Ni un momento se está en paz, por mas calor que tenga. Lo tengo que amarrar para que se esté quieto y yo también pueda descansar. Por la tarde, ya en casa ni se mueve. Está cansadísimo, no quiere ni comer.

Evita el humo de los clubs, reduce la velocidad
Mi mp3 toca a Sabina y como son coincidentes las coincidencias que justo cuando mi papa me dice que ya debería sacar mi casa con infonavit, toca "pastillas para no soñar". ¿Como explicas a alguien que ha pasado toda una vida ha trabajando para que a sus sesentaytantos se sienta a disfrutar "los frutos de esos años" que prefiero endeudarme para largarme 10 días a Argentina, que para una casa que me amarre a un lugar?

¿Y quien hará tu trabajo, debajo de mi falda?
Ya iba a contestarle a mi pa cuando empezaron las rancheras de este adoptado madrileño (noches de boda / y nos dieron las 10) cuando me acorde de cierto individuo que me tacha de pro-gachupina. Entonces que es Sabina con estas canciones, ¿Pro-mexicano?. Una vez mas, que hueva los nacionalismos. Que horror sería un Sabina que no escribiera con trompetas o bandoleón de fondo o sin ritmos salseros.

"Camas vacías" tiene versión ranchera y flamenquito. Aún no se cual me gusta más, una se siente mas altanera, la otra mas desdichada. Supongo que como no tengo el corazón roto no me decido cuál. Los sentimientos y las palabras no tienen latitudes o herencias, es quizá la música del soundtrack de nuestra vida las que le ponen un feeling diferente.

Ni yo bordo pañuelos, ni tu rompes contratos / ni yo mato por celos, ni tu
mueres por mi / y antes de que me quieras, como se quiere a un gato / me largo
con cualquiera que se parezca a ti // Y como pago al contado, nunca me falta un
beso / siempre que me confieso, me doy la absolución / ya no cierro los bares,
ni hago tantos excesos / cada vez son mas tristes, las canciones de amor.

Mujeres contra Maridos
Mi mamá me prestó Maridos de la Mastretta. Con recelo lo comencé a leer. Y es que eso de exagerar el uso de adjetivos raros para engalanar las palabras como que no me va. No puedo negar que la Mastretta puede despertar alguna emoción (y mas poniéndote media borracha en la playa) pero no veo porque mirar a las mujeres a través de sus maridos. Además alguna crítica por abajito del agua esas mujeres se les pudo escapar.

Por eso Garibay es el mas chingón de la crónica. En 35 Mujeres Garibay no critica y con una poética prosa se dedica a dibujarlas. A Garibay no le pongo en duda ni tantito el que las conoció. Con la Mastretta si me entra el sospechosismo de que se las inventó.

Claro que Mastretta no tiene la culpa de mi fanatismo por Garibay y que prefiera leer "coger" que "me hizo suya como desde los 17 lo soy" o alguna mamada romántica de esas.

7 atinados comentarios:

karina dijo...

hola,
desde hace tiempo he leido tu blog sospechando que mas o menos somos de la misma edad pero que ademas nos encontramos en la misma situación, es decir, aprendiendo a vivir una soledad "voluntaria" te sigo de cerca porque me ayudan de mucho tus anecdotas, he caido involuntariamente en regresar con él, (exmarido por cierto)se siente dela frejada, nada me consuela.

Canibal dijo...

¿Coger? ¿como los perros? ajúa! la onda!
A Sabina se le perdona lo que sea, chingaos, el tipo es una joyita para hacer canciones. Me gusta cómo habla de sus exmujeres en "Pero qué hermosas eran" y de algunas situaciones, todo en tono bastante cómico: "Y yo que nunca había estado en una orgía/ quitándome las botas me dije '¡esta es la mía!'"



Y órale, ya hasta das consulta vía comentarios...

Rox dijo...

A huevo, hoy estan los consejos y reflexiones de vida al 2X1 paseleeee.

Pus yo no se si mi soledad sea voluntaria e incluso no se si sea tan "soledad" porque tengo gente que quiero y que me quiere (ah bien bonito que se oyo eso). Que no tenga un wey con el que viva y me haga piojito los lunes y se pedorrie los martes por la noche, no quiere decir que este solaaa.

Que te puedo decir Karinis porque ni te conozco ni se porque volviste con tu wey pero pus si te sientes mal dudo que la cosa mejore.

Mejor leete 35 mujeres
http://rossyweb.homestead.com/files/blog/Ricardo_Garibay_-_Treinta_y_cinco_mujeres.zip

Anónimo dijo...

yo si creo que estes sola voluntariamente... aunque quien sabe porque...

karina dijo...

MM creo que no me explique, soledad voluntaria es cuando te decides no depender o atarte a alguien o algo, en mi caso, yo decidi estar asi y por desgracia me he arrepentido, se que las segundas partes son complicadas pero me siento ensimismada en mi deseo. Porfis, sigue recomendandome mas libros

Saluditos

Ingrid dijo...

Ya iba a decir una vulgaridad para empezar el año con el pie derecho pero bueno dejémoslo en que nomás de leer Arráncame la vida me di cuenta hacia donde soplaba el viento con la Mastretta..

Yo soy de Jose Agustín, pero leeré tu recomendación, a ver qué.. en una de esas me vuelvo anónima para identificarme contigo ja!

Kuruni dijo...

Me gustó más el de "Mujeres de ojos grandes" de la Mastretta. Es el primero y es más femenino.