6.9.07

3 Señales inequivocas del viejazo

Señal 1: Ya no te buscan novio.
El otro día me fui a comer con varios individuos del trabajo. Habia 2 chavas de veintitantos y todos les estaban buscando novio con ñoños de la misma empresa. A mi me ignoraron. snif. Y no porque quiero que me consigan novio, de hecho me caga que me consigan novio pero son mamadas! nuncamente me he puesto rejega con la edá snif y ellos si, ya que los weyes en cuestion tienen unos 8 años menos que yo, snif. Ya quisieran que yo los pervirtiera tantito! jum!

Señal 2: Las micheladas de las prepas te hacen daño a la pancita.
El otro día -diferente al otro día del parrafo pasado- me fui a chismear con mi primo consentido. Como nuestro lugar de las yardas 2x1 estaba cerrado, terminamos en esos bares de micheladas para preparatorianos. Solo aguante una, snif. Esa cosa del demonio llamada michelada sabor tamarindo-chamoy con paleta de como pulparindo incluida hacia que mi pancita respingara a cada trago. Como mi primo también esta dando el rucazo, nos fuimos a su casa a envenenarnos con un vino frances y corriente.

Señal 3: Se te acercan weyes mas caminaditos.
El otro día -diferente a los otros 2 días anteriores- estaba yo en el parque con gazpachito cuando se me acerco un padre (de perro) soltero a platicarme. Y no es la primera vez que me pasa. Siendo yo mas asaltacunas que Demi Moore, si me llama la atencion este extraño fenomeno. snif

4 atinados comentarios:

Vagancianet dijo...

Snif...

Casi me sentí identificado.

Tu tocaya dijo...

Es que pin&%/s micheladas cada ves ls ponen mas mermas, que salsa valentina, que soya, que magui,que chile de arbol, que salsa misteriosa... nomas acaba uno lamentandose... Ahh tiempos aquellos en los que solo se le ponia sal y limon...

Sivoli dijo...

lo de las micheladas si es síntoma de ancianidá. Yo ahora ya prefiero la chela tal y como es. Pero prefiero decir que es más "noble" tomarla así.

Si, ya sé que es una pose, y?

controlzape dijo...

Lo de uds es un simple agotamiento de panza, disfrútenlo.

Lo mío en cambio sí fue una mamada: mi epilepsia reciente y la chela no se llevan, así que tuve que cortar de cuajo cualquier bebida burbujeante que no fuera un puto refresco ¡qué lamentabilpisima situación!