12.11.08

Dachau

Era martes y terminada la fiesta (Oktoberfest, en Münich), mis amigos tenian que seguir con su tur. Me quede sola otra vez. Asi que decidi tomar un tur al campo de concentración de Dachau. Cuando fui a Berlin tome un tur a pata que me encanto, por lo que aunque estaba un poco caro (15E) tambien tome este.

Ese dia amaneci con el animo bajo, pedos mios que les valen madre. El dia estaba gris, excelente complemento para mi humor. Dachau es un pueblito que esta como a 20 minutos de Munich y fue donde Hitler puso el primer campo de concentración. Munich es muy importante en la historia nazi, porque ahi fue donde Hitler comenzo a adquirir poder y donde mataron a 16 nazis que fueron pretexto para que anulara los derechos civiles y comenzara su autoritarismo absoluto.

Asi que la gente que no estaba de acuerdo con las ideas de Hitler fueron perseguidas y enviadas a este primer campo de concentración. Siempre relacionamos estos lugares con el holocausto judío, pero este comenzo como carcel de trabajo para las personas no gratas para el nazismo. Ahi se les obligaba a trabajar esclavizados y muertos de hambre hasta morir. El resultado de Dachau fue tan exitoso para propósito nazi, que a medida que iban expandiendo sus dominios, iban poniendo mas campos. Algunos como auswitz (como se diga) era casi destinado al exterminio, pero otros siguieron con este perfil de fabricas de armamentos.

Las barracas son como las que hemos visto en las peliculas, como "la vida es bella". En estos lugares, el mas fuerte es el que sobrevive, asi que el guia nos explico que los que podian subir al tercer piso de la litera, tenia mas probabilidades de sobrevivir, ya que los de abajo estan enfermos y pueden contagiarle. Ademas, si se moria durante la noche el compañero de a lado, el que quedaba vivo estaba practicamente condenado ya que un cuerpo frio a lado no te calienta y mueres tambien de frio. Al principio, estos lugares eran impecables pues los nazis eran pulcrisimos, asi que los presos tenian que limpiar perfectamente despues de trabajar 12 horas. Al final, eran focos de infección. Las enfermedades mataban a mas gente que los nazis.

En los campos de concentración se despersonalizaba a la gente, no habia registro de quienes eran, solo tenian un numero. Conforme avanzaba la guerra, llegaba mas gente y para diferenciarlos les ponian una seña de color en su uniforme. Los castigos que el guia nos describio, complementados con las fotos me impactaron mucho. Hubo uno en especial, una especie de crucificción colgados con los brazos dislocados y juntos. Tambien ahi se practicaron los experimentos con humanos. Los mataban a presion para saber a cuanta presion aguantarian sus pilotos y practicas para bombas biologicas.

Mucha gente preferia el suicido, asi que miraban a algun nazi o se paraban en el pasto o se lanzaban contra la reja electrificada. Fue tanta la gente que llegaba y que moria que fabricaron otro incinerador mas. Este quemaba gente 24x7 y no se daban abasto.

Mi guia era muy bueno, sabia mucho y sabia transmitir el sentimiento de dolor propio del lugar. Las incineradoras fue el lugar que mas me impacto. Creo que en la lista de shlinder es donde sale lo de las camaras de gas. Pues en este campo tambien se implemento esto. Mi guia describio el lugar como una fabrica de cadaveres: comenzaban personas caminando y salian cenizas. Les decian que los iban a bañar e incluso el lugar incluso tiene el letreros de "regaderas" en aleman. Tambien tienen regaderas, pero claro, era solo pantalla. Los encerraban y por la pared les echaban bombas de gas, que en 20 mins los mataba.

Alguna vez conte que una de las cosas que me gustan de viajar es llegar a un lugar y tener un sentimiento de la nada, siempre habia sido un sentimiento de alegria. Estas regaderas, el techo bajo, el estar parada en un lugar donde tanta gente fue asesinada me produjo un sentimiento de dolor. Me sentia asfixiada y las lagrimas se me salieron. Fue algo muy fuerte, no quice ni tomar fotos del interior. Una vez terminado el homicidio, les revisaban la boca por si tenian oro y los metian a los hornos de incineración.
Asi que las personas que entraron caminando terminaban como polvo, sin distinguirlos o guardarlos. Ahora hay varios "memorials" y tumbas de la gente y las religiones de todo el mundo. Tambien hay una estatua en honor a ellos. El preso desconocido. Esta estatua esta mirando al frente, en una posición relajada. Esto es porque uno de los castigos sufrian a casi diario era estar parados horas en posición de firmes y con la cabeza agachada, sumisa, bajo cualquier condición climática.

Después visite el museo y nos pasaron una pelicula. Regrese a Munich con un sentimiento de tristeza e injusticia, lo vivido me confirmo que somos una especie como cualquier otra y aun peor, porque teniendo la inteligencia para crear nos dedicamos a destruirnos.

5 atinados comentarios:

ge zeta dijo...

Me daría miedito de recibir ese tur, siempre he sido muy empático, entonces prefiero ver viejitos desnudos en la playa.

Aerín dijo...

Y al parecer no hemos aprendido mucho de la historia. Eso es aún más triste.

ZERO dijo...

no puede evitar acordarme de una conferencia de kevin smith en la que decia algo mas o menos asi...

llegamos a alemania y estabamos desesperados por ver los campos de concentracion, es asombroso como nos interesa mas la parte barbarica de una cultura, aunque en alemania curen el cancer, nunca sera tan famosa por eso como lo es por los campos de concentracion...

luego narra de manera muy comica como un par de turistas sacan de quicia al guia, que les quiere mostrar otros atractivos pero que poco les interesan.

saludotes.

Rox dijo...

gz: hay que vivir de todo, en mi humilde opinión.

aerín: no aprendemos o asi somos por naturaleza? Aveces pienso que por pensar nos creemos mucho, pero solo somos unos pinches animales, sigh.

Zero: odio a los putos turistas!!. De lo de alemania uhmmm, no lo se. Berlin, me movió mas por su historia de supervivencia que por la de guerra. A lo mejor el smith lo vivió diferente.

Saluditos

Anónimo dijo...

Yo fui a Buchenwald, tambien estuvo grueso, y aunque parezca morbo, no podemos permitir que esas cosas se nos olviden... en 10 años no habra nadie que nos cuente estas atocidades de primera mano y no deberiamos dejar que pasen de nuevo...
La negra