27.10.08

Me largo a vivir al DF.

Bueno no, aun no. Pero realmente lo pensé este fin.

Fui al DF por un asunto familiar, largamente retrazado. Aunque no lo oculto, tampoco lo menciono mucho, pero yo soy chilanguita. Me llevaron a Guanatos a los 12, así que de mis años capitalinos no me acuerdo gran cosa.

Recuerdo mucho de cómo fue el cambio a Guadalajara, de la vida más tranquila y relajada. Inclusive en la escuela, que era mi mayor mundo en aquellos años. Después, la secundaria por demás agitada (tema de otro post). Con la prepa se terminó de perfilar mi personalidad tapatía (de la que también me quejo, ja).

Los chilangos me darán la razón cuando les digo que todos los exchilangos llegamos presumiendo de aire limpio, menos tráfico y la tranquilidad provinciana. Pero desde hace tiempo que veo -y leo- a mucho chilango y logro detectar pequeños puntos de diferencia con nosotros, los provincianos. Diferencias que no son extraordinarias, pero que me hace preguntarme si la contaminación, el tráfico y la altura no los hace bien particulares.

Por ejemplo, el sábado estuve con mi prima y sus amigos. Ella está casada, pero a diferencia de las parejas con las que convivo, la plática no era de cacas y lo bonito que es ser padre, que ya debería irme animando. Los morritos andaban por ahí y no era necesario hablar de lo superincreíble que son, ya que ellos solos nos lo demostraban con sus ocurrencias. Y los papás, podían hablar de viajes, trabajo o libros.

Al día siguiente tenía peda en casa de mi amiga Reina. Ella es botánica y salió de la fac de biología de la UNAM. Es la vieja con la que mejor me llevo en los últimos años y la única que sabe de mi vida. Así que básicamente era una fiesta de nerdecitos de plantas, pero hasta con ellos tenía mucho en común. Al día siguiente, Reina me hizo notar algo: todos llegamos solos y, a pesar de no tener ningún pasado en común, podíamos platicar sin problema desde tatuajes hasta historia. Reina era nuestro punto en común, pero no indispensable. Además que siempre hay gays que hacen que me ría como marigüana.

Ya se, sólo fue un fin de semana. Pero yo considero que las ciudades son como esos hombres con los que te enculas cabron. Que los puedes odiar con la misma pasión con la que los quieres. Que te cambian si te dejas. Por eso, a últimas fechas he desarrollado un gusanito por vivir en diferentes -y grandes- ciudades. ¿Por qué negarme al DF, que es mi gran ciudad por default?

Igual parece que aquí se vienen cambios.

Quien sabe. Tal vez.

16 atinados comentarios:

Nigger dijo...

Lo bueno de haber nacido en el D.F. es que seguramente tu estómago ya está blindado para comer garnachas en la calle...

ge zeta dijo...

A mí me gustan tanto las grandes ciudades, pero loq ue no me gusta del DF es que se vive tan tan de prisa que a veces no se logran apreciar esas pequeñeces que ofrece una ciudad pequea como mi querida oaxaquita XD

Anónimo dijo...

andate ya ! .. tanta vulgaridad, mal gusto y horripilante figura no será extrañada :=)

jijijij

(Just) Danito dijo...

pus... pus... yo he estado poco en otras ciudades y si, uno llega a pensar: aaaaaaaah! que chingon seria vivir por aca con toda esta tranquilidad *suspiro* el aire limpio, sin congestionamientos, la gente tan amable; no como alla en el pinche df que todo es contaminación, estrés, smog, inseguridad, un chingo de gente, blah blah blah

Pero a los tres dias te aburres y comienzas a extrañar el detritus.

(solo por eso ora que vengas yo pongo las chelas)

Rox dijo...

nigger: no creas, me hacen daño los tacos de la esquina

ge zeta: ¿tu crees? Pero como influirá eso? mmm

anonima: uy, entonces no te va a gustar mi post de mañana? deja lloro tantito.

Rox dijo...

ya dijistes danito. Precisamente hoy, me dijeron que si iba a dar un curso a los pendejos de allá

rainman dijo...

Pues me perdonarán todos los provincianos que leen este blog, pero el DF es y será el centro de México, y sí, el nivel cultural de por acá no es fácil encontrarlo en otras ciudades del país.
Y claro, los que vivimos aquí, pues sufrimos sobretodo del tráfico, pero esto se debe a que todo mundo quiere vivir aquí.
saludos

Serguei dijo...

El DF tiene sus problemas y es una ciudad muy particular. Yo me vine acá con muchas opiniones en contra. Ya dentro de la metrópoli, cuando digo que vengo de Querétaro, 90% de la gente suspira y me dice "yo quiero estar allá!"

Sin embargo, esta ciudad es para mi. Simplemente me encanta todo lo que ofrece, y creo que no podría vivir en otra ciudad de México. Los beneficios pasan encima de los inconvenientes.

Y no, este no es un comentario patrocinado...

Anónimo dijo...

mmm creo que todos los comentarios se fueron por la ciudad, queregionalistas somos todos que si mi pueblo es mejor, etc. Yo creo que lloras desperadamente por un cambio que te hagan sentir bien al menos eso puedo leer en tu post, pera venga no soy psicologo, solo deseo que encuentres los que buscas
Saludos

Rox dijo...

rainman: yo creo que en todos lados se cuecen habas, pero sin duda, la pimienta que le pone la ciudad es especial. Por ejemplo, que sería del blog de alice o de salvador leal sin el trafico?

serguei: que dice ebrad que pases por tu cheque jojo. no cierto. Si te entiendo ;)

anonimo: no es el primer post masomenos de este tipo, siempre estoy pensando a donde moverme y no precisamente porque me sienta mal. Que quieres, soy infiel. Pero si, algo hay de eso.

Ingrid dijo...

Yo soy pueblerina de nacimiento así que todo lugar de medio millón de hab. pa'rriba ya es inmenso. De todos modos el DF generalmente me da igual, nomás me da hueva su tráfico, pero en todas las ciudades es igual una lata.

Lo que no había identificado es el estilo de las mamases q se la pasan hablando de la dicha de ser madre en estos pueblos. Tienes toda la razón y me has hecho sentir menos mal. Yo sentía que igual yo era la amargada por no vivir hablando enfermizamente de pañales y biberones, pero creo que es muy cierto para diferenciar a la gente Provi y a la gente Granmetrópoli

Anónimo dijo...

Uts aqui no hay lugar para que cambalache, chimichurri o como se llame tu perrito ande feliz de contento, los parques son tan pequeños que estan peleadisimos entre adultos, niños, emos y una cantidad de popis regadas, bueno, pero tu si sobrevivives.

Atte. Sonia F.

Me Llamo Rojo dijo...

Aquí todo mundo anda en su rollo, por las mañanas todos andan corriendo tratando de llegar temprano a sus lugares de trabajo, yo añoraría la tranquilidad y el menos trafico de otra ciudad que no fuera el DF.

Bienvenida con todo al DF, me apunto para darte un Antropo-tour por los bares y las cantinas del centro.

Essex dijo...

Sonia me gano el comentario.

Yo nomas estoy esperando los anónimos mamomes que van a recriminar el que te quieras mudar a una ciudad a la que le has echado tanta mierda, jojojo, que no defrauden, que no defrauden.

Rox dijo...

Ingrid: pos a la mejor si estamos amargadas, pero mejor que ser idiotas. :P

Sonia: jajaja chimichurri. serio? pos yo si he visto varios parques, e incluso el amigo de Serguei da bolsitas pa las cacas.

Rojo: pos gracias, pero aun no me decido. Lo que quise decir en el post que nunca había pensado en el DF en esos términos, ja.

Essex: no llegan!!! y eso que ya puse otro post. Ya no hacen a los chilangos ardidos como antes

(Just) Danito dijo...

yastas, avisas o dejas un comment en el bló (ya tengo bló!) Ni quien se raje.

¿pendejos a los que les vas a dar el curso no? ¿o todos los de aca? *snif!

creo que los chilangos ya ni nos quejamos. Siempre andamos aprisa para tratar de recuperar un poco del tiempo perdido, que luego no sabemos como aprovechar. bah!