13.10.08

“Conversaciones” Gachupinas

Lo siguiente sucedió una noche de antro con mi segunda roomate de Madrid. Se llama Vicky y es la mejor peluquera que he tenido en la vida, snif. Ella era todo un caso. Cuando llegué a vivir a su casa, me presto un vibrador para “mis noches de soledad” (que nunca use, yo tenía el mio). Fumaba hachís y gritaba mucho... bueno, esto es considerado normal para los parámetros gachupines. Decía que yo era su mejor amiga, pero no sabía ni que era lo que estudiaba, ni mostró mayor interés por mi. Ah sí.. es la única mujer a la que le he visto su cosita... pero esa es otra historia.

Esa noche fuimos de marcha a un baresote por Principe Pío, osea que medio carito. Yo no quería ir ya que cobraban cover. Pero bueno, hay que vivir de todo en el mundo y decidí ir. En ese entonces, ella llevaba saliendo con individuo una semana. El sábado anterior se lo ligó, se lo cogió y lo había visto -y cogido- un par de veces más.

Pero la fuerza del destino, los hizo coincidir -como dice la Torroja-. Obviamente, el individuo solo quería alguien para follar, no una relación. Desafortunadamente, Vicky no pensaba igual y cuando se encontraron en el antro ese, la bomba explotó. Él la mandó a la chingada y ella se puso hasta la madre de borracha.

Obviamente la siguiente conversación es una licencia literaria. Sin embargo, cuando en recolectivo dijeron el tema de “Soy mejor que tú”, me acordé de esto y decidí escribirlo. Pero allá me puse mas sexosa y esto, que es mas personal y tiene palabras gachupinas se queda aquí. (Por cierto, mi gachupín esta muertisimo, hasta que quería meter el argentino ché)

¿Sabes lo que te digo, Rox? Lo sabes, ¿Cierto?. Y mira que tu lo has visto, me viste, ¿Verdad que me viste hace ocho días? Te lo digo desde el principio Rox. Lo invité a mi casa cuando nunca invito a nadie. Vale. Hasta ah{i todo tranqui, ¿vale? La semana normal, ¿sabes lo que te digo? Si llamadas, pero nada asfixiante. ¿Porque asfixiante, yo? Nunca. ¿Me escuchas? NUN-CA. Así que esta noche, yo venía a divertirme contigo, Rox. Porque sabes que te quiero mucho. Y quiero que vivas todo lo que no puedes vivir en México. Pero bueno cari, tu sabes que no venía por él, lo sabes y me crees. ¡Como si necesitaras creer una mierda! Lo sabes. Así que esta noche solo le dije “Hola” o quiza “Que pasa tio!”, que mas da, era un saludo guay, de lo mas normal y tranqui. Sin esperar nada a cambio. Un saludo de lo más común y volvía a estar con ustedes, porque las quiero mogollón... Así que un HOLA y el hijo de puta cabrón que me humilla! ¿Sabes lo que te digo? ME HUMILLA A MI!. Yo sólo esperaba un beso y si acaso que me presentara a sus amigos, mi “hola” era de lo más inofensivo. Pero sólo de ver su cara, supe que los cojones se le habían atorado en la garganta al jilipollas. ¡Me cago en su madre!. El coñazo ese me miraba como de reojo para ver cuando me acercara. Pero claro, te digo que yo no creía mis ojos, porque por supuesto que me había visto. ¡Si todo el puto mundo me ha visto esta noche! Vas tu a creer que el no, já. SI, JÁ. Pero ya cuando me tenía enfrente, un simple “Hola” hizo que le cayeran las bolas. Porque seguro que no creía que me fuera a acercar. JA! ¿Sabes lo que te digo? JA. Además de hijo de puta, se hizo el sordo, cuando le pregunte inocentemente que hacía aquí. Y tu sabes que no era ninguna asfixia, cómo el... ¿pinché? Así lo dices ¿pinché? Ah si, Pinche jilipollas lo dijo. Se podría haber quedado callado, o decirme que después hablamos, pero no. Dice que lo asfixio, que es imposible hablar conmigo. Pero espérame aquí, ahora vuelvo. Sólo tengo que decirle algo al tarado ese.

SOY MEJOR QUE TU.

La noche terminó fatal. Casi tuve que cargar a Vicky y vomitó en el antro, en la calle y en el taxi. Supongo que tanto vómito era también de coraje, porque el drama estuvo horrible. En serio que casi se le lanza al tipo a golpes. Al día siguiente, para relajarse, se volvió a ir de antro (obviamente) yo no quise ir. En la madrugada me despertaron sus pujidos... por la mañana lo ví... y era un tipo nuevo (sigh)

Y la noche comenzó tan bien, snif

8 atinados comentarios:

gzvargas dijo...

Jaja, quien sabe pues talvez pensó que ya era el momento de un cambio.

Y cambiar la borrachera, el vómito por todos lados y las malas caminadas por coger con alguien más pues es mejor.

Me gustó mucho tu 2x1. Buen inicio de semana, ya no son tan malos los lunes después de todo.

leo a secas dijo...

jaja, yo quiero una de esas!

La flaca dijo...

ah no, ahora nos cuenta como fue que le vio su cosita, y ya que la conozco por foto me la imagino.... que puerco soy!!

Ana dijo...

Después de analizar la conversación, creo que él siempre si fue mejor que ella!

Coño! así o más justificaciones con esta tia?

Me encanta cómo con ridículos pasajes de nuestras vidas y de las ajenas podemos lograr darle forma a algo diferente!

Rox dijo...

gz: gracias! saluditos :)

leo: una que? roomate o peluquera?

flaca: ta bueno, igual no es nada fuerte. Yo me iba a trabajar a las 9 y la tenía que despertar. Siempre le tocaba la puerta de su cuarto y no se levantaba así que me dijo "rox, gritamee si es necesario" tons un día no se levantaba y le abrí la puerta y ahi estaba ella sin calzones y las patotas abiertas. :S definitivamente nunca podría ser lesbiana.

Ana: era una loca sin remedio. Divertida, pero loca. Y su madre peor. salí corriendo de esa casa, ja

sarcaZmo dijo...

Ja`jaja… te encontré de casualidad y kiero ke sepas ke tu blog es genial…

Te sigo leyendo
=)

leo a secas dijo...

el paquete no era roommie-peluquera?

o... las tienes por separado?

los recuerdos del porvenir dijo...

Este....es ella o el?

Esa manzana de adan en el cuello se me hace muy sospechosa....