4.6.08

Drama en 7 vueltas al parque

Últimamente he tenido el hábito de ir al parque a correr tras de mis perros. Bueno, ya no los suelto, a menos que estén sus amiguiz perrunos, porque parezco loca desquiciada corriendo tras de ellos. Ya saben, por aquello de los 5 centímetros de diferencia entre mis piernas y el tic nervioso que empuja hacia un lado mi cabeza.

El caso es que ayer, apenas iba comenzando con mi rutina de estiramiento (Gazpacho estira un brazo y Scampi el otro) cuando al pasar por unas banquitas, una vieja le dice a su wey la frase más utilizada en la historia de las relaciones humanas, desde que la mujer de las cavernas sorprendió a su wey en la greña de las cavernas de otra.

Esta relación ya no esta funcionando

Verga.

Vuelta 1.
Cara de estreñimiento de los dos y ella hablando un poco mas bajo.

Vuelta 2.
Callados.

Vuelta 3.
Ella llorando y él consolándola.

Vuelta 4.
Él de rodillas (no se porque, supongo que para verla a la cara, ya que la otra estaba agachada) y ella ya mas tranquila. El es el que esta hablando y ella escucha.

Vuelta 5.
Él sentado otra vez, pero ahora es él el que tiene la cara de que le dijeron que su hermana no es realmente su hermana, si no su mama. Y apenas le iban a decir quien era su padre realmente.

Vuelta 6.Él hablando por el celular con un amigo. Algo de unas motos. ¿Qué pedo? quien contesta el teléfono a medio drama!! que descortesía para el ritual.

Vuelta 7.
Ambos tranquilos, pero no se besan ni nada.

Todo esto pasó en 50 minutos. Mi teoría es que ni cortaron, sólo fue el drama que tienen que aguantar los hombres por tener un culito en cual guarecerse con relativa frecuencia.

Sin duda, el parque es proveedor de grandes historias. Como los cincuenteros que se estaban revolcando el otro día en lo obscurito (segurito que ambos tienen parejas), el papá que le checa la tarea a su hijo en las banquitas del parque (porque la mama se quedo con la lana, la casa y el perro), la mochita sin hijos porque su esposo es impotente (pero ella lo acepta, porque dios así se lo mandó) o las consuegras que se emputaron porque una le llamo prieta fea a la mama de la nieta.

Televisa, ¿que chingados haces en la central de abastos?

5 atinados comentarios:

Coyote dijo...

Excelente apreciacion de los dramas de la vida real, pero pareceria mas del tipo de historias de "La Vida es una Cancion". Una historia digna para "Rata de Dos Patas".

Aun asi, las mujeres son unas pancheras cuando aun quieren estar con su wey... Y el wey hizo bien en hablar de motos con su compita, porque eso le salvo la relacion, porque demostro que la vieja para el era una de las 18534 cosas que le valian pito en esta vida.

Si hubiera dejado de contestar, la vieja hubiera visto el interes de el por ella y lo hubiera mandado directito a la verga en autobus de paso, pa' que sufra. Con la consigna: "Que me rueeegue el goooeeeeiiiii".

pepo dijo...

ni cortan, ni cojen... el ha de tener los huevos a reventar.. ella telarañas en su nido... y el se duerme pensando en montarse en el culito que cree maravilloso, y ella duerme pensando que algún día se deshará del idiota para conocer al principe desvirgador al que habrá de soltarle no solo el culo sino el cuerpo entero... jajaja
no cabe duda que el amor es ciego y apendeja

pepo dijo...

por cierto... ni saluditos deje... soy un patán,

Anónimo dijo...

Te falto comentar:

Y una pinche vieja amarguis, sola, malcogida, dando vueltas con sus pinches perritos, matando el tiempo, no pensando en su realidad, la que le indica que no hay nadie que la espera de vuelta en casa...

Ahora si, esta completo el cuadro del parque

Saludines :=)

Rox dijo...

coyoti: así, vuelvase puto si no le gusta, ja :P
Pepito: saludos Back!
anonimo: Es cierto! excelente idea. Se me ocurre que de la media hora que dura la novela solo 5, o 10 sean de la narradora y su vida sin sexo y con cerveza. La idea tiene futuro