2.8.07

De-generaciones

El sabado pasado vivi un par de experiencias tan surrealistas, que sabía que tenía que escribir, pero no le hallaba el modo. Muchas veces durante esa noche me pregunté... ¿Que chingados hago aqui? y la verdad, solo me quedé por curiosidad.

Esa noche no tenía nada que hacer, asi que -oh ilusa de mi- el salir de antro con gente que apenas conozco no era tan malo. Fuimos al time-free former freedom formerly freeday formeriously Friday. A pesar que ya era un poco tarde, aun estaba algo vacío, por lo que pudimos elegir una mesa "a lo alto" pa ver a todos los weyes del lugar.

Como era de esperarse, uno de los weyes con los que iba quería mis nalgas, por lo que media noche se la paso presumiendo el buen partido que el era y lo genial que era yo, por lo que los ridiculos dialogos iban mas o menos asi:

PWP (Pinche wey pendejo): ¿y cual es tu comida favorita?
yo mera: mmm, las gorditas?
PWP: Se nota que por eso eres una niña superautentica, cero poses, me cae que nunca pense que iba a conocer a alguien como tu. Ademas te ves preciosa hoy


niña? cero?? no me pinche chinges.

Imagino que los weyes como este pendejo no se sienten hombres si no adulan y se autoadulan. ¿En que momento regresé a los 17 cuando esas tecnicas suckeronas funcionaban?. ¿Seguirán funcionando con las treintonas de hoy y soy un bicho raro? ¿A que hora comencé a estar en scrubs-mode?. Y mas peligroso fue que entré en scrubs/miranda mode, por lo que me dedique a ver gente y tomarle a mi wiski ante el "estas aburrida?" de mis acompañantes...

El lugar ya se había llenado y ante mí estaba un salón lleno de treintones prendidisimos con musica que iba desde kelly clarkson y abril lavigne hasta rostros ocultos y madres de esas ochenteras. El climax llegó cuando salió una banda con una morra en shorts y 2 colitas largas largas y rubias gritoneando musica pop. Musica ochentera y choteada en su mayoria. Todos prendidisimos. Chingas a tu madre Timbiriche.

O traia el miranda-mode a full o la situación era demasiado idiota y surrealista. Lo admito: alguna vez fui timbiricha de hueso colorado. Pero prenderse asi, a los treintas con rolas de nikiclan alternadas con timbiriche-mix es una mamadota. Ninguna cantidad de alcohol lo justifica. Eso era demasiado, mi cabecita ya no esta para soportar tanta jalada. Cuando crei que el castigo de los dioses terminado, comenzó el reggeton.

Sin embargo, de pronto mis oidos dejaron de escuchar ese tormento chino, el lugar se obscureció y una luz lo ilumino. Ahi estaba, a escasos 2 metros de mí, delicioso y sudado, mi examor (imaginario): el del bajo. El del bajo toca en el antro de junto y desde aquella vez que le robé el escenario y por celos (imaginarios) se termino nuestra relación (imaginaria). Me pregunté que haría si le tocaba el pelo (me encanta su pelo) y me di cuenta que ya estaba ebria. El se largó sin siquiera verme. Yo seguí con mi wiski.

El reggeton continuaba y los weyes con los que iba decidieron cambiar de antro. Asi que nos fuimos al foreplay, antro punchis-pinchis de niñitos. Nuncamente habia ido, y como mi corazon estaba (imaginariamente) roto, pos ahi voy.

De un lugar repleto de treintañeros creyendose de 15, llegué a uno repleto de quinceañeros creyendo ser de 30. A la mesa que llegamos habia un par de mocosas, tendrian de 17 a 20 años, con shorts, lonja y escote. Nunca entendere porque a las viejas les encanta enseñar lonja. El caso es que las morras traian una paletita tutsi pop (no me quiero imaginar a que sabe con wiski) y bailaban entre ellas de una manera que seguro copiaron de las softporno que pasan en las noches de climax (me han contado).

PWP: Como ves mis amigas, medias lesbianonas, no?
Miguelita: Si fueran lesbianas estarian besandose, no dando chou
PWP: ...
Miguelita: ...

Me puse a pensar en lo afortunada que era en ya ser treintona. Ha de ser bien culero crecer en esta generación REBELDE, con celulares, internet y demás presión mediatica. Los weyes de ahi cerquita estaban en-can-ta-dos con el chousito. No lo sé, yo soy de la vieja escuela de ligar besuqueandote. Tal vez solo querian calentar y llamar la atención. En realidad no importa mucho.

Acto seguido, me fui a chingar a mi madre (a casita, por fin).

6 atinados comentarios:

gabriel dijo...

La autora de este blog no se hace responsable por daños físicos, psicológicos, sexuales o de cualquier otra índole derivados por leer este blog.

¿qué?

Luego de leerte me acosté con un guajolote, exijo mi dinero de vuelta.

PWP dijo...

No pense que era tan contrastante la forma que vivimos esa noche. me mantengo en considerarte una chika cero poses y superautentica. gracias...

la flaca dijo...

Putska, y pensar que el antro donde empezaré a cantar es retro y tocaremos eso que escuchaste hasta hartarte y que te pone hasta la madre...
A mí me caga timbiriche, pero ¡ah, cómo se prende la gente de todas las edades! Antes que empezara el reality show de caca que está ahorita, la chaviza (15 a 20 años) ya coreaba sus canciones como si fueran de su época.
Pero qué hueva con el PWP, la última vez que oí un argumento así para querer tirarme rollo fue hace como 6 ó 7 años y es un pinchi vato más fresa wanna be.
No hay como salir con los compas pa curarte de todo mundo y tirar desmadre a gusto.

Rox dijo...

gabriel: pues no me llegó el anticipio, asi que sorry, ja

PWP: que puedo decirte? cuando pasa pues pasa y esa noche aunque casi pasa, pos asi como de pasada como que no. Pero pues si pasara tal ves diría lo mismo que tu.


jajaja, che wey.

I dijo...

A mí me produce un sentimiento ambivalente el no ser adolescente con internet, rebelde y demás presión mediática jejeje.
Por algunos ñoñoaspectos me hubiera encantado, pero también soy de la vieja escuela, lo demás no cuenta.

Sivoli dijo...

No mames, yo feliz de la vida y nomás por tus comentarios me pones a dudar... ya estaré mayorcito?


CHTM.