12.3.07

11-M

Ayer me amaneció temprano (después de dormir 5 horas seguidas el sabado durante el día, pues como no) y en la modorrez hacía zapping a la tele y una imagen de la Plaza Mayor atiborrada, me hizo detenerle ahí. Las noticias de vespertinas de TVE hablaban del 3er aniversario del 11-M.

No, a mi no me tocaron los atentados, más ya conocía Madrid cuando pasaron y tenía en mi cabeza irme para alla. Yo había viajado en esos trenes cuando en las noticias de la mañana con Brozo veía esas imagenes, por lo tanto, me impactó más que ver el avionazo en vivo al WTC.

En el primer aniversario sí estuve por allá. Me tocaron las crónicas de los madrileños, de recordar el miedo, la impotencia, la tristeza. Muy lejos de noticias sensacionalistas, los homenajes de ese aniversario me tocaron muy fuerte. Cuando en julio del 2005 que fueron los bombazos en Londres y se reactivó la alerta terrorista en Madrid, ver a los militares subiendose a los trenes fué muy impactante. En mi Madrid, donde tantas noches anduve sola tomando el buho, donde el caminar por sus calles me daba una seguridad y libertad que nunca antes había sentido, de pronto el recordar que algo así podía pasar me hacía pensar mucho en mi país.

Cuando llegamos a vivir a GDL, era la época donde los narcos reinaban. Las balaceras en Av. Patria eran a la luz del día y el Camino Real volaba. Las noticias nos dicen que en estos días, las ejecuciones se han incrementado. No sé, en Querétaro sólo matan gente cuando es la Feria en diciembre.

En el tren que tomaba de Atocha a 12 de octubre, a veces pensaba en la gente que ahí viajaba. Esos españolitos gritones y metiches, los adolescentes tan enfadosos, los viejitos quejones. Todos ellos inocentes ese día. Al igual que muchos tapatios y mexicanos que han muerto -y siguen muriendo- porque estaban en el lugar y momento equivocado.

Es ironico que, en el tercer mundo la gente muere por soportar y darle una infraestructura a los vicios del primer mundo. Y en el primer mundo, la gente muere por rencores e injusticias provocadas al tercer mundo. Sin duda, una chigadera.

En el comic novela gráfica The Authority hay un personaje (Jack Hawksmoor) cuyo superpoder está intimamente ligado a la ciudad. Tanto, que no puede vivir fuera de ella. En ciudadades más grandes, más grande su poder, pero si la ciudad es dañada, Jack se debilita.

Con lo que ha pasado en Madrid, Irak, Londres, Israel, NY, India, creo que Jack realmente existe. Jack son sus habitantes y sin duda, Jack se debilita al recordar dias parecidos al 11-M.

2 atinados comentarios:

ninia dijo...

lo de la chingadera es absolutamente cierto , un circulo vicioso.

Juanma dijo...

Madrid está cambiado, pero saldrá a flote. Viviste allí en una época difícil, y a mí me sorprendió viviendo en otra ciudad. Regresar a Madrid después del 11-M, por la estación de Atocha, era horrible. Llegué a llorar mientras veía los mensajes y las flores, las velas y la expresión de la gente. Vaya mierda. :-(

Pero de todo sale uno.

Por cierto, ya le he cambiado la url a mi blog. A partir de ahora será http://juanmasantiagoblog.blogspot.com/

Besos. :-****